Cuando viví mi primer Fin de Semana. Estaba muy nervioso, me fui aflojando y pude a partir del sábado encontrarme conmigo mismo, pude sacar algunas viejas-nuevas penas. Estaba bastante molesto con Dios, y aunque pude entenderlo, me costo perdonarlo. Todavía hoy trabajo para eso.

Conocí un grupo formidable de compañeros y amigos. Encuentrito fue el ratito de aire que me permitió levantar la cabeza.

Hoy en día sigo colaborando para poder devolver un poco de todo lo que recibí.

Muchas gracias.

Pablo Cirino "Piwi"

Encuentrito N° 1 - Región Capital.