Buenas, mi nombre el Marina. Cuando mis viejos me comentaron como al pasar de Encuentrito, para sorpresa de ellos, les dije que iba a ir a escuchar una noche de información. Esto hace ya dos años y medio. Así entré a vivir el Encuentrito N° 1 de Capital.

En ese momento yo estaba buscando un lugar y un tiempo para mí, ya que no era mi mejor momento, necesitaba alejarme de todo y cargarme las pilas. A eso entré, también tengo que admitir que lo hice por la intriga queme generaba todo eso de Encuentrito.

Durante el Fin de Semana pude, de a poco, ir encontrándome y expresar o descubrir que era lo que me estaba pasando, me fui liberando o sintiéndome mas livianita de los problemas, no porque los hubiese solucionado sin porque los iba entendiendo. Con mis viejos siempre tuve una buena relación, igualmente pude revalorizarlos y fortalecer aun más nuestra relación. Con mi hermano fue distinto, la verdad es que no nos llevábamos, de alguna manera en esos días pude aceptarlo y reconocer que nunca iba a ser el hermano que yo esperaba o la relación que yo quería.

Encuentrito no me solucionó la vida, pero tan solo el hecho de poder valorarme me ayudó a conocerme y plantarme mejor en mi vida.

Aunque el tiempo pasó me siento feliz de haber vivido esta experiencia y estoy convencida de que Encuentrito vale la pena!!!

Marina G. Bálsamo

Encuentrito N° 1 - Región Capital